MALE SE VA DE CAMPAMENTO

El año pasaba rapidísimo para Male, primer grado se le iba terminando; había aprendido un montón. Leía y escribía mucho mejor cada día.
Pero lo de ella eran las sumas. Ya entrando en Octubre las maestras se paran frente a la clase y les dicen:
- Les tenemos una gran noticia!!!
Todos los alumnos asombrados esperaban escucharla!
- El 15 nos vamos de campamento!!!
- Yupi, Yupi!!! – gritan los chicos.
- Y a donde nos vamos? – pregunta Martu .
- A un club muy lindo en Cañuelas.
- Y qué hay que llevar? Pregunta Mora.
- Ya les va a llegar el listado en el cuaderno de comunicaciones.
El futuro no tan lejano llegó. Ese 15 de Octubre era un día de sol radiante, todos llegaron ese día más temprano que nunca, todos traían mochila, bolsa de dormir, protector de sol, linterna, repelente de mosquitos, algo de ropa y malla. Todos los papás acompañaron a sus hijos, iban todos los primeros juntos de campamento por primera vez!!! El cole era una romería, iban a dormir una sola noche en Cañuelas, pero para Huguito y Betty era una eternidad . La directora del colegio toma un megáfono y dice:
- Papis a despedir a los chicos que en cinco salen los micros. Huguito y Betty abrazan fuerte a Male y le dicen:
- Cuidate mucho amor!! Te vamos a extrañar!! mientras le acariciaban los rulos y la llenaban de besos. A lo que Male responde con una sonrisa haciéndose un poquito la canchera:
- Síiii , quédense tranqui!!! – y se fue corriendo al micro con sus compañeros.
Todo el viaje fueron cantando, jugando a juegos que proponían los maestros.
Al llegar al club de Cañuelas lo primero que hicieron fue armar las carpas bajo la dirección de los maestros, - esta estaca por acá, el parante por allá. Al rato estaban las dos carpas armadas, una para las nenas y otra para los varones. Metieron rápido todas las bolsas de dormir dentro de la carpa y los bolsos bajo el alero. Inmediatamente fueron a jugar una mancha escondida. Luego almorzaron unos ricos sandwiches de milanesa.
Male la está pasando de diez junto a sus amigos!!! Jugaron y jugaron todo el día. A la noche se prendió el fuego de las parrillas para hacer unas riquísimas hamburguesas. Todos comieron y ya cansados fueron cada uno para sus carpas sin saber que las aventuras continuarían.
Al entrar todas las nenas en sus bolsas de dormir encendieron las linternas para seguir charlando, entonces Martu dice:
- Y si contamos un cuento de terror???
Todos dijeron: - dale!!! Quién sabe uno??
- Yo – dice Mora y empieza a contar mientras se ilumina la cara con la linterna.
- Un día vino un monstruo y me asusto!!!
Todas la miran y le preguntan:
- Y el cuento de terror???
- Es que a mí el monstruo me asustó mucho!! – dice Mora con todas a las carcajadas, hasta que Male se ilumina la cara y dice:
- Yo tengo uno..- y empieza... Había unos lobos terriblemente feroces en un bosque oscuro y tupido, eran como diez y siempre trataban de atrapar y comer animalitos más chicos, pero ese día se encontraron con un campamento de nenas, entraron en la carpa y mientras las nenas dormían , a una de ellas le intentan morder el pie. En ese instante se despierta la nena a los gritos y le pega con su linterna en la cabeza. Todas las nenas se levantan con sus linternas en mano y al instante aparecen los profesores todos con palos y los echan a los lobos del campamento, después de darle una terrible paliza. Fin- dice Male.
Al instante de terminar de contarlo todas la miran con un poco de cara de susto a Male y le dicen:
- Nos dio miedo tu cuento !! - Mejor vamos a dormir.
Al rato de haberse dormido Male siente unos ruidos alrededor de la carpa haciéndose chiquita adentro de su bolsa de dormir Male agarra fuerte su linterna... Al instante siente algo en sus pies... y al grito de....Los lobos!!! Los lobos!!! Se levanta con su linterna en mano en forma de garrote despertando a todas sus compañeras. Pero ya era de día y ningún lobo había dentro de la carpa. Solamente los pies de Denise encima de los suyos.
Así que Martu la mira riéndose y le dice:
- Qué susto nos pegaste! Los cuentos de terror dejalos para la noche!!!

 

Y ccecsha