GINO Y SUS HERMANOS

A comienzos de 1950, cuatro hermanos italianos llegaron a la Argentina en el barco "Fiamma". Escapaban de la crisis de la posguerra. A pesar de lo tristes que se sentían por dejar su querido país, en sus corazones no dejaba de latir la esperanza de un futuro lleno de bondades en la tierra del Martín Fierro.
Los Gotti habían nacido en la región del Abruzzo, a orillas del mar Adriático. Se llamaban Antonio, de 21 años; Renato, de 19; Vito, de 18 y Gino, de 16. Habían quedado huérfanos en la guerra y por consejo de su abuelo Enzo, los hermanos viajaron a "hacerse la América".
Los primeros años no fueron fáciles. Tuvieron que trabajar arduamente y apenas les alcanzaba para comer. Estas dificultades no hacían más que unirlos y fortalecerlos como familia. Sin embargo, Antonio, el mayor, estaba muy preocupado. Pensaba y pensaba qué hacer, hasta que un día se le ocurrió una idea que les cambiaría la vida.
Habían pasado tres años desde su llegada a la Argentina. El calendario marcaba el 12 de octubre: feriado nacional. Antonio aprovechó que ese día nadie trabajaba para reunir a sus hermanos y comentarles su proyecto.
–No podemos seguir viviendo así, chicos. Apenas tenemos para comer, y a veces ni para el pan con manteca.
Entonces, Vito le preguntó:
–¿Y qué se te ocurre?
–Ya tengo una idea –dijo Antonio.
–¿Y cuál es? –preguntó Gino, intrigadísimo.
–¿Qué hizo nuestra familia durante treinta años en Italia? –preguntó Antonio.
Todos contestaron a la vez:
–¡Fabricó autos!
–¡Eso es lo que vamos a hacer! –dijo Antonio con una sonrisa de oreja a oreja.
Los Gotti se quedaron sorprendidos y maravillados por la idea. Podía ser un emprendimiento genial… o un fracaso.
–Todas las tardes, cuando salgamos del trabajo, nos vamos a juntar en el patio de mi casa, y armaremos autos, parte por parte, con nuestras manos.
Renato, Vito y Gino asintieron. Gino se levantó de su silla y con una seguridad casi asombrosa les comunicó a sus hermanos:
–Hoy, 12 de octubre de 1953, fundamos la fábrica de autos Gotti, el orgullo de la familia.

Y ccecsha